CATECISMO

a b c d e f g h i
j k l m n o p q r
s t u v w x y z  
CHISME | CINE | CUERNAVACA

Für die Darstellung dieser Inhalte wird Flash benötigt.

Catecismo para mí, de niño, era una palabra que no significaba absolutamente nada o que quería decir la necedad, tengo que admitirlo, de mis compañeros que me preguntaban que por qué no iba al catecismo, y yo me quedaba asombrado de que tal pregunta surgiese, porque creía que en todo caso la educación religiosa dependía de la relación de una persona con un libro que era la biblia y no de la memorización salvaje a que mis compañeros de escuela estaban sometidos con un engendro llamado El Catecismo del Padre Ripalda que seguramente es uno de los libros más devastadores de la mentalidad hispanoamericana que se hayan concebido. Después ha pasado a ser, a asociarse en mi memoria, con formas de represión, de enseñanza pueril y de reducción de los elementos de la complejidad teológica a la memorización más aburrida.