LÁGRIMAS

a b c d e f g h i
j k l m n o p q r
s t u v w x y z  
LENGUAJES IMIGRANTES 

Für die Darstellung dieser Inhalte wird Flash benötigt.

Tú dices en tu libro La lengua en la mano, sobre el texto de María, de Jorge Isaac: Una de las maneras de enfrentar el problema de la identidad podría ser definido como la capacidad o incapacidad que tenemos de verter lágrimas. ¿Es válida esta afirmación para toda Latinoamérica, sólo para México o es una actitud humana frente a la vida?

Bueno mira, yo creo que es un texto muy especial, que está muy contextualizada - la frase está dentro de un texto específico -, que es un texto muy particular porque así como me ha interesado trabajar fragmentos del cuerpo humano también me interesa trabajar sus secreciones, y culturalmente las lágrimas han sido algo... un motivo cultural fundamental, es un motivo cultural como el pelo - que también tengo el libro del pelo es decir, es un motivo cultural muy importante, es decir, en el siglo XIX, los grandes literatos mexicanos - Guillermo Prieto, Ignacio Ramírez y muchísima gente, Manuel Paino, etc. - decían: María de Jorge Isaacs es un libro maravilloso porque se llora mucho. Yo decía: ¿Por qué la identidad pasa por las lágrimas? Eso es bien interesante... ahora también leí, por esas épocas, los fragmentos (físicos-amorosos?) de Roland Barthes, y cuando llega a las lágrimas dice: Habría que hacer la historia de las lágrimas. A mí me parece que tiene toda la razón, y yo empecé haciendo una pequeña historia de las lágrimas a partir de Jorge Isaacs, de María, porque es la novela más húmeda que existe en la historia. Hay otra novela mexicana que se llama Astucia, de Inclán, en donde llora todo el mundo, y también logré que algunos alumnos míos hicieran tesis sobre las lágrimas en Astucia. A mí me hubiera gustado escribirlo yo, pero me da mucho gusto que mis alumnas puedan hacerlo, que mis alumnos puedan hacerlo. Pero el problema fundamental de María de Jorge Isaacs, para los críticos del siglo XIX y para los lectores del siglo XIX mexicano y para varios de América Latina era que lloraban mucho en la novela y yo traté de averiguar qué pasaba con eso. A mí me parece que las lágrimas forman parte también de un problema cultural que ha tenido miradas muy diversas a lo largo del tiempo, que a mí me interesa descifrar, pero como no puedes descifrar el mundo de las lágrimas en toda la historia, pues primero trabajé la María que me pareció un trabajo maravilloso hacer ese texto, me divirtió enormemente, me pareció que también trabaja mucho el cabello ese texto. Y luego, bueno, está el problema de las lágrimas en Sor Juana, en lo del corazón: El corazón deshecho entre tus manos, que es la posibilidad de que la palabra retórica se convierta en una palabra verdadera es que el corazón destile a través de los ojos, que son las lágrimas. Entonces me parece... pero no sé si la frase que digo ahí me parece definitiva para juzgarlo todo. No creo.

¿Y tendría que ver eso con nuestro apego a la telenovela y al melodrama?

Bueno, es decir, cada sociedad tiene su forma de derramar lágrimas pero yo creo que sí. El derecho de nacer, el derecho de llorar, todo ese tipo de cosas, ¿no?