Género

Género

Verena Stolcke tiene dificultades con el término “género" por varias razones. Le parece poco útil porque en su opinión se confunde con “mujer”. En los estudios de género se suele estudiar las mujeres en vez de las relaciones entre hombres y mujeres. Para ella pierde la concepción relacional política de cómo interactúan y cuáles son las atribuciones y las formas de dominación de los hombres sobre las mujeres. Lo que Verena no quiere hacer, es usar palabras que la gente común y corriente no entiende, en particular por tratarse de un movimiento social. Stolcke no lo ve posible movilizar a la mayoría de la mujeres con una palabra cuyo significado no entienden.

Sin embargo se adoptó el término “género” con la intención de desesencializar las relaciones entre hombre y mujeres. Las teóricas querían mostrar que las relaciones entre hombres y mujeres, las estructuras de sexo-género han sido construcciones histórico-sociales. Esto es la idea fundamental. Pero según Verena se volvieron tan constructivistas ante la deconstrucción postmoderna que desapareció enteramente la pregunta con respecto a la materialidad de los cuerpos sexuados, de las relaciones, así llamadas, de género.

Verena cita un texto de Jane Collier en el cual, a través de análisis etnográficos, sostiene que en realidad no hay ninguna razón para suponer que las dicotomías de género se basan en el dimorfismo sexual. Separa totalmente el dualismo sexual de las construcciones de género.

Además Verena se refiere a Judith Butler, quien dice una cosa fundamental: “si nos fijamos en los procesos y contextos históricos, los contextos del saber, constatamos en primer lugar, que la asociación o disociación de las propias concepciones anatómico-genitales varían enormemente en el tiempo”. Ella sostiene que es el propio género, es decir, las concepciones socio-políticas de las relaciones de sexo-género, lo que construye también el sexo. Lo que ella hace es historizar, a una parte de la performatividad, la propia percepción, la representación de la sexualidad y del sexo material, de los cuerpos sexuados.

Verena cree que hay un problema fundamental en la teoría feminista, o en la teoría de género: ¿Qué tiene que ver la constitución del cuerpo sexuado con las relaciones políticas? En esta cuestión, según Verena, el aporte de Judith Butler ha sido muy importante.

 

Sugerencias bibliográficas

Butler, Judith. Gender Trouble: Feminism and the Subversion of Identity. London: Routledge, 1990.

---   Bodies that Matter: On the Discursive Limits of “sex”. New York: Routledge, 1993.

Stolcke, Verena. “Is Sex to Gender as Race Is to Ethnicity?” Teresa del Valle (ed.). Gendered Anthropology. London: Routledge, 1993. 17-37.

---   “Antropología del género. El cómo y el porqué de las mujeres.” Joan Prat y Ángel Martínez (eds.). Ensayos de antropología cultural. Barcelona: Ariel, 1996. 335-342.

---   “La mujer es puro cuento: la cultura del género.” Quaderns de l’Institut Cátala d’Antropología [monografía n° 19 A propòsit de la cultura] (2003): 69-75.

Yanagisako, Silvia Junko y Jane Fishburne Collier. “Toward a Unified Analysis of Gender and Kinship.” Jane Fishburne Collier y Silvia Junko Yanagisako (eds.). Gender and Kinship: Essays Toward a Unified Analysis. Stanford: Stanford University Press, 1987. 14-50.