FETICHE

a b c d e f g h i
j k l m n o p q r
s t u v w x y z  
FRIDOMANÍA | FRONTERA

Fetiche es un término que si yo hipócritamente recuso estaré faltando a la mínima honestidad, yo estoy poblado de fetiches, tengo al lado de mi escritorio un grabado de Frida Kahlo, retratos de Manuel Álvarez Bravo, de escritores que me parecen importantes, la autocaricatura de José Clemente Orozco, la autocaricatura de Javier Villaurrutia, una foto de Cartier Bresson, una foto de Man Ray que conseguí gracias a los azares de la vida que en ocasiones es piadosa y francamente insestuosa, por lo general es la jefa de un campo de concentración, pero en el caso de mis fetiches ha sido muy generosa, y me permite pasar el día viendo cómo los objetos de mi admiración se me convierten en objetos de culto, cómo de ahí pasan al estatus de paisaje hogareño y luego cómo se me vuelven ya la significación de lo que sólo obligatoriamente es recuerdo, pero yo pienso que el fetiche, en tanto la aprehensión simbólica o la consignación matérica de devociones, amores, admiraciones, es algo sin lo que no se puede vivir. Yo creo que no se puede vivir sin dos cosas: sin lo que los anglosajones llaman (Petrait) - un objeto de odio que uno debe cultivar amorosamente y cambiar en forma periódica - y sin fetiches.