FRAGMENTO

a b c d e f g h i
j k l m n o p q r
s t u v w x y z  
 

Für die Darstellung dieser Inhalte wird Flash benötigt.

Cuando uno lee tu obra, desde Las genealogías, Con la lengua en la mano o hasta Zona de Derrumbe, uno se da cuenta que el fragmento es parte constitutiva de tu obra. ¿Nos podrías hablar un poco sobre el fragmento?

Bueno, como te decía yo hace tiempo, creo que el fragmento es una cosa que se ha cultivado mucho y que hay muchos autores que trabajan el fragmento. En mi caso particular no te podría dar una poética de mi fragmento, pero yo creo que quizás se deba a que como tengo obsesiones tan pluriformes, aunque acaben todas en el cuerpo, pero como hay una... es decir, soy muy curiosa y me interesan muchas cosas al mismo tiempo, quizás demasiado. Yo de repente estoy hablando e interrumpo lo que estoy diciendo con asociaciones que no tienen aparentemente nada que ver con lo que estaba yo diciendo antes. Salto mucho de una cosa a otra. Entonces yo creo que la posibilidad de conjuntar toda una serie de cosas que surgen al mismo tiempo, no se pueden dar simultáneamente en la escritura. Se tienen que dar sucesivamente porque la escritura no produce la simultaneidad, produce la sucesión. Tú vas acumulando frases que se van desarrollando sucesivamente, no simultáneamente. Entonces los fragmentos van ocupando lugares separados, pero al mismo tiempo la obsesión que me obliga a reunirlos, los hilvana, digamos. Por ejemplo el corazón, por ejemplo la lengua, por ejemplo la enfermedad, etc., hay una cosa de tipo enciclopédico, quizás, pero al mismo tiempo hay una ordenación que la da la obsesión. Porque son las ballenas, es la lengua, son los pies, es el corazón, es la enfermedad, es la muerte pero del cuerpo, etc. La proliferación mental mía se puede reducir y ordenar mediante - por un lado - el fragmento, y por otro lado un fragmento que se inscribe dentro de una obsesión, digamos, para darle un ordenamiento.